jueves, 23 de mayo de 2013

RAIMET DE PASTOR (Sedum Sediforme)




En castellano uña de gato. Es una planta como dicen algunos, amante del cantal y de la piedra. De hecho siempre la recuerdo en terrenos áridos, secos, en las grietas de los riscos y sobretodo en los márgenes de piedra de los bancales o incluso en algunas fachadas de casas donde sus muros son de piedra seca.
Como hierba medicinal sus aplicaciones son variadas. Se ha utilizado como antiinflamatorio bucal y para aliviar llagas de la boca ya sea machacando las hojas con los dientes y dejando que el jugo pase por las heridas.
También aplicado para combatir la acidez de estómago,  la gastritis y las úlceras de estómago, machacando las hojas, hirviéndolas y tomando este brebaje como otras tantas hierbas. Utilizado como remedio para inflamaciones en la piel, alivio de las picaduras y enrojecimientos. Para ablandar callosidades y juanetes, etc.…
En resumen un sinfín de propiedades, pero nosotros vamos a ocuparnos de su uso culinario.
La podemos encontrar durante todo el año, aunque se cosecha en abril-mayo, cuando sus brotes son jóvenes y tiernos. 
Si lo encuentras en el campo podrás observar que hay plantas con varias tonalidades de su color verde. Mi consejo es que se recolecten las plantas de un color verde más clarito, suele ser más tierno y sabroso.
Espero que preparéis esta receta y disfrutéis de la cultura tradicional gastronómica de los pueblos.
Recuerdo por esta época haber visto y disfrutado del Raimet de Pastor desde pequeño tanto en casa de mis abuelos como en casa de mis padres. Es como hacerles un homenaje.

INGREDIENTES:
-          Raimet de pastor
-          Pebrella (Thymus piperella), también conocida como herba olives (ajedrea en castellano).
-          Agua
-          Sal
-          Vinagre
-          Limón


PREPARACIÓN:
Lo primero que tenemos que hacer es recolectar tanto el Raimet de Pastor como la Pebrella.  Recordad lo dicho anteriormente, que aunque esta planta la podemos encontrar durante todo el año, el mejor momento para su recolección y posterior preparación son los meses de abril y mayo.

Raimet de Pastor

Pebrella

Limpiar bien el raimet de pastor para quitarle la posible tierra que pueda tener.


  
Limpiar también la pebrella y quitar los tallos secos que pueda tener.


Al mismo tiempo que estamos limpiando el raimet y la pebrella podemos poner una cazuela grande con agua al fuego y esperar a que empiece a hervir. Una vez el agua esté hirviendo metemos todo el raimet dentro de la olla y esperamos a que el agua que en estos momentos ha dejado de hervir vuelva a hacerlo. Una vez veamos que empieza de nuevo apagamos el fuego y retiramos la olla. La dejamos tapada hasta que se enfríe el agua. En nuestro caso la dejamos toda la noche.




Una vez el agua esté fría ya podemos proceder a preparar el raimet en tarros.  Primero prepararemos el agua con la sal y el vinagre. Podemos ver que cantidad de agua necesitaremos para rellenar los tarros y así no hacemos más de la cuenta.
La proporción viene a ser de unos 10 vasos de agua, 1 de vinagre y ½ de sal.
Vamos metiendo raimet y le intercalamos la pebrella y los trocitos de limón conforme vamos poniendo el raimet.
Lo único que hay que tener en cuenta es que quede todo sumergido para que no se estropee.
Cerrar los tarros y esperar unos días (4 ó 5 es suficiente).

Et voilà!!!, ya tenemos un acompañamiento perfecto, sano y saludable para unas cervezas o lo que se prefiera.
Espero que os guste.
Marcel

8 comentarios:

  1. está bueno!reconozco que me ha sorprendido! y sobre todo barato! solo hay que salir al campo.
    besitos!
    Carmen.

    ResponderEliminar
  2. Ostrás! Las veces que yo he visto esa plantica paseando sin saber que me la puedo comer. Ahora que después de leer ésto le pongo remedio. Lo bueno es que la pebrella sólo la consigo subiendo a la Sierra de Bernia :)))

    ResponderEliminar
  3. Testifico que la he probado que realmente esta muy buena, podemos apreciar todos los sabores del aliño y ese gusto tan particular a monte.
    Nuestro amigo Marcel que es de Poble nos sigue maravillando con todas estas recetas ancestrales y que tanto nos gustan.
    Combinado con unas papas y una cervecita es realmente espectacular.
    Y como siempre digo rodeado de una gran compañía.
    Animo y al monte haber lo que encontramos.
    El Peque

    ResponderEliminar
  4. La pebrella que mencionas Thymus piperella, que no es la pebrella del Norte de Alicante Thymbra capitata,mucho mas potente de aroma, no es una ajedrea, si no una clase de tomillo.
    La herba olives, o Sajolida en Norte de Alicante y Sur de Valencia, sí es una ajedrea, llamada Satureja y que hay varias, la obovata, la angustifolia,etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu pulida información, un saludo.

      Eliminar
  5. Buenos días, las he hecho hoy por primera vez como decís en la receta y tengo una duda.
    Es normal que al escaldar y esperar que vuelva a hervir el agua en la superficie se haga como una capa muy fina entre blanquita y transparente? No sé si me he explicado bien, muchas gracias

    ResponderEliminar
  6. hola de nuevo ! es para comentar lo de la capita blanquecina...a la hora de fregar la olla de acero me ha costado mucho quitar lo que ha quedado pegado en ella, la cosa es que si es normal esto ? la planta es raim, y la ejecución al pie de la letra como lo dice en la receta vuestra.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar